martes, 13 de enero de 2009

A medias


¿Cómo se olvida justo después del mejor momento de la vida?
Apenas a un día de aquella experiencia única al pie de un matorral
Después de tus besos, los mas dulces, los de sabores a frutas
Después de tu cuerpo, de tus silencios y mis miedos… aún a medias

¿Cómo se puede encontrar la luz en el camino sin ti para alumbrarlo?
Si las luciérnagas te las quedas tu y a mi me dejas simples faroles citadinos
Después de que me enseñaste a apagar las luces y confiar en ti para guiarme
Dejándome tan vulnerable como el niño que ha aprendido a caminar… a medias

¿Cómo se olvida el color de tus ojos castaños desnudándome el alma?
El brillo con el que servían de sol al cielo en una tarde entre nubes
Ocultos entre tus largas pestañas y tu sonrisa amplia como el día
Después de perderme entre sueños vueltos realidad… solo a medias

¿Cómo se sigue por un camino en el que tu nombre tenía su espacio?
En donde tus cuatro letras eran consideradas divinidades de lo excelso
Por un camino de adoquines de llanto que me recuerdan nuestro encuentro
Donde de pronto mis realidades se han vuelto sueños… a medias.

1 comentario:

  1. Quien te hizo tanto daño no vale la pena, no te dejes quebrar, aunque saques cosas tan bonitas como este poema de ello
    Saludos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario sobre esta entrada: