viernes, 30 de enero de 2009

El viaje de Dorothy - I parte

Les presento la primera parte de un cuento infantil que aún no termino, esta es la primera parte, aunque aún deseo pulirla mas:


El Viaje de Dorothy
(Primera Parte)

Como cada semana lo hacía, Diego fue aquel domingo a casa de su abuela Dorothy, una anciana de muy buen carácter que había vivido su niñez y adolecencia entre los verdes campos de Hertfordshire y la capital británica, Londres. Y aunque hacía mucho tiempo que la abuela había cruzado el Atlántico para instalarse con su padre y su hermana en Sudamérica, aún recordaba entrañablemente su patria; Diego podía notar aquello cada vez que por algún motivo sus padres los encargaban a él y su hermana Luisa en casa de la abuela, ella les contaba sus aventuras entre los sembradíos y casas solariegas de la campiña inglesa y las fantásticas historias de duendes y hadas, reyes y caballeros o hechiceros y brujas que había escuchado en Londres.

Diego no se parecía mucho a su abuela, mientras lady Dorothy, como la llamaban cariñosamente en la familia en alusión a su pasado inglés aristocrático, era alta, delgada, de tez clara como la nieve y ojos azules; Diego era mas bien menudo para su edad, de ojos y cabello negros como el azabache; la viva imágen de su padre, un quiteño de acomodados recursos que trabajaba para una firma local de constructores.

Luisa encambio, la vivaracha niña de ocho años que tanto molestaba a su hermano, dos años mayora a ella, era todo lo contrario a Diego, su cabellera dorada y de largos rizos se perdía entre la piel blanca y los ojos claros; muy parecida a su madre Dianne y su abuela Dorothy.

Aquel domingo hacía mucho frío y llovía fuerte en la andina capital ecuatoriana, así que después del almuerzo que lady Dorothy preparó toda la mañana, la pequeña familia se reunió alrededor de una enorme chimenea que encendían en invierno, tal como la abuela lo había hecho toda su infancia en la casona de Hertfordshire que había habitado antes de que su madre falleciera por uno de los primeros casos conocidos como cáncer.

Las brasas crujían entre las llamas que ofrecían calor a la habitación, en estos tiempos no mucha gente enciende ya sus chimeneas, pero a la familia de Diego le parecía una costumbre encantadora, capaz de reunir a toda la familia al menos para combatir el frío. Los niños jugaban entre si mientras correteaban por la habitación llena de muebles antiguos mientras los adultos conversaban sobre las vacaciones que habían venido planeando desde hacía un año. Deseaban llevar a Dorothy para celebrar su cumpleaños 75 en Inglaterra, junto a aquella hermana con la que había compartido gran parte de su vida y que habí vuelto a la ciudad del Támesis tras casarse con un compatriota.

Lady Dorothy estaba emocionada, hace mucho que no visitaba su tierra, desde que había enviudado once años atrás para ser exactos, tiempo en el que tampoco había visto a su hermana Michelle exeptuando un par de veces en que ella y su esposo Albert habían visitado Ecuador la última década. Los niños también estaban emocionados, a su corta edad nunca ha´bían subido a un avión, mucho menos habían viajado fuera del país. Como todos los niños, Diego y Luisa estaban seguros que les aguardaría mucha diversión del otro lado del océano.

Finalmente el día del viaje llegó, la familia abordaba el avión que los llevaría en un largo vuelo de 17 horas hasta Londres, la ciudad que había visto el paso de dos mil años de historia y también a una adolecente Dorothy que hoy, volvía en sus años dorados, pero aún llena de ilusión y gratos recuerdos del suelo inglés.

CONTINUARÁ...

3 comentarios:

  1. Soy profesora e literatura en una universidad de Bogotá y solo tengo una cosa que decirte: es un cuento con muchísimo potencial.

    Puedes desarrollar este tipo de lectura infantil hasta convertirla en algo al estilo "harry Potter" si así lo quisieras, solo manten una línea fantástica para que agrade al público más pequeño.

    Felicidades

    Lorena.

    ResponderEliminar
  2. Solo tengo que decirte una cosa: contrario a lo que dice la entrada anterior, no le encuentro nada de potencial al cuento, no tiene un conflicto claro, la descripción me parece trillada, tanto en vocabulario como en elementos y entorno. Harry Potter puede ser muy vendido, pero eso no quiere decir que literariamente sea bueno.
    Trabaja más duro, tienes mucho que recorrer.

    ResponderEliminar
  3. Yo coincido con el primer comentario, me parece un buen cuento, creo que es una primera parte muy corta pero me deja con las ganas de seguir leyendo y eso es lo que debes causar en el publico.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario sobre esta entrada: